LA IMAGEN EN FACEBOOK



LA IMAGEN EN FACEBOOK

Introducción

En principio, hemos decidido abordar la temática: “imagen” y ésta, más concretamente, dentro de la red social Facebook. Optamos por reflexionarla bajo el criterio de “elucidacion crítica”, la cual es una labor propositiva e incluye una exploración sujeta a revisiones y ajustes provisorios, aunque no por eso menos rigurosos.A partir de ello, hemos tratado de indagar lo ya pensado, mientras intentamos buscar,con mayor precisión, eso que al ya ser un constructor existente, al ya ser “hecho” consigue ser “desecho”, otorgando a la actividad de-constructiva un lugar central en la tarea de elucidación, abriendo áreas de visibilidad sobre los acontecimientos que quedan invisibles. Es decir,  que el criterio propuesto  se caracteriza pricipalmente en abrir interrogaciones sobre lo enunciado y que ello nos permita explorar la temática desde otras miradas posibles. También, la metodologia de trabajo en grupo que aspiramos alcanzar tiene más que ver con el uso diverso y múltiple de la “caja de herramientas” ,como bien postulaba M. Foucault, apuntando a utilizar las diversas teorías ,combinándolas como herramientas a utilizar en las diversas situaciones y no como dogmas preestablecidos, ahistóricos a seguir.

Observamos que actualmente perduran  múltiples transformaciones sociales y culturales que, en su complejidad, impactan sobre los sujetos,  y ponen por delante el desafío de hallar enfoques integradores, no en pos de un ideal estético de “equilibrio y armonía” que pueda funcionar como fachada de posiciones eclectisistas, sino con vistas a la asunción de un esquema referencial teórico que nos permita desarrollar  la visión del sujeto como persona completa y total. Siguiendo lo anterior, a su vez, las tendencias hegemónicas, por su propio enfoque omniabarcativo, impiden el planteamiento de nuevos interrogantes y sesgan la exploración del objeto de estudio o campo de investigación, solo forzando a que éste de cuenta de la validez de la teoría utilizada.

Bajo esta perspectiva es que intentamos abordar la temática elegida: “Imagen”.

La representación social general del concepto “imagen”, alude al de la apariencia visual, por lo que el término suele entenderse como sinónimo de la visión  de un objeto mediante técnicas diferentes de diseño, pintura, fotografía, vídeo, entre otras.   Es decir: una representación que manifiesta la apariencia de una cosa. Más especificamente, apuntamos a indagar, investigar y entender las características específicas de las imágenes, así como fotos que se encuentran en Facebook, lo que intentan demostrar, representar, coexistir y la relación, significación, efectos que éstas producen en el sujeto.

¿Qué  ocurre con la infinidad de imágenes que suben y visitan a diario la mayoría de los usuarios de facebook? Cada usuario construye ,en parte, su subjetividad en la interrelación individuo- red social. Por lo tanto la imagen genera clasificación que lo identifica con un grupo social.

Por lo tanto, nuestra hipótesis es que los usuarios construyen la forma de mostrarse, su “carta de presentación”, a partir de las imágenes que suben y de cómo éstas generan una retroalimentación, por medio de comentarios, etiquetas, clasificación; es efecto de ésta interacción lo que permite la construcción de una identidad que lo vincula con un grupo de pertenencia que, a su vez, lo sostiene.

Desarrollo

En las imágenes publicadas en la red, los usuarios se reconocen a sí mismos y formulan mecanismos para representarse ante otros usuarios; la imagen como herramienta simbólica construye nuevos modos de percibir la subjetividad y las identidades  contemporáneas, las sociedades virtuales como nuevos espacios de interacción y socialización del sujeto permiten que la selección de imágenes compartidas clasifiquen y vinculen a los usuarios con una determinada identidad, folksonomía en la que se reconocen o les gustaría reconocerse. A su vez, los comentarios, la mirada del otro, todo lo que complemente la reciprocidad, conlleva a una retroalimentación, a un otro que significa esa imagen, le otorga sentido de ser y de permanencia, es decir le da sustento, existencia simbólica.

El cuerpo es una formación imaginaria, la imagen del cuerpo se denomina imago corporal, mejor conocida como ” esquema corporal”. La representación de sí que se forma el individuo se vuelve más determinate de la conducta, que la materialidad del cuerpo mismo. El cuerpo es, entonces, una realidad ( psíquica) que se construye.  No se nace con un cuerpo y, no se nace con un yo. Sin embargo, la primera forma del yo es la representación del cuerpo. El hecho de que se constituya el yo implica, paralelamente, que se constituya la realidad. Lacan plantea en su versión de la constitución del narcisismo, El estadio del espejo. Para el autor, el yo siempre es otro, se constituye por identificación con la imagen del otro, la que adquiere el valor de una imagen especular que el sujeto encuentra fuera de sí, en otro lugar diferente al que el se halla. Es en ese momento, que el sujeto realiza la aprehensión de la totalidad y de la unidad de la imagen del cuerpo. Por identificación con esa imagen del otro, el niño adquiere la imagen de su propio cuerpo. El imaginario humano es especular pero, esta organización deriva de la estructura simbólica, por consiguiente, la estructura del lenguaje es la condición para la identificación. El otro es siempre del lenguaje antes de ser un otro de la imagen, con lo cual la contitución de la imagen corporal pasa a ser ubicada como efecto de lo simbólico.

En este trabajo nos referimos a los comentarios y etiquetas que los usuarios de facebook dejan en las fotos de otros usuarios, como la estructura simbólica que es soporte de la identificación imaginaria. Las fotos seleccionadas y ¨subidas¨ representarían  el primer paso hacia la construcción de la identidad, la cual se  irá a constituir après coup, por efecto de la retroalimentación de los otros usuarios, cuyos comentarios generaran un espacio virtual de contrucción dialéctica de la identidad.

Si sostenemos que no es posible construir  la identidad subjetiva sin la interacción con un otro ( ¨No hay un yo sin un otro. No hay un nosotros sin un ellos¨ 1 ) , es justo decir que, en un espacio virtual colectivo como Facebook, no se puede contruir una identidad sin la interacción con un otro masivo ( un espectador participante construído a partir de la totalidad de contactos que poseo). Hemos recolectado anècdotas de personas que ejemplifican lo desarrollado anteriormente. En numerosos casos hemos notado que los usuarios modifican su imagen ( cambiando las fotos o  justificandose de varias maneras, retrucando los comentarios recibidos) construyendo y reconstruyendose constantemente como efecto de dicha interacción/comunicación. Esta identidad no termina  nunca  de construirse.

Remitiendonos a la encuesta  realizada, los datos que recojimos a partir de la decima pregunta nos muestran que hay una tendencia en los encuestados a no sentirse representados, por las imagenes que suben, ni tal cual son ni como querrian ser. Creemos que este fenómeno ocurre debido a que, si la construcción de la identidad se produce a partir de la mirada del otro y èste se encuentra  en costante cambio (se agregan contactos, se suben albums nuevos, se cambia su propia identidad), a los usuarios les resultaría imposible hallar un cierre a esta identidad, pues ambas son variables interdependientes. Es decir, este presentarse-representarse a través de la selección de fotos, es y va a ser siempre provisorio.

¿A que nos referimos exactamente con un ¨otro masivo¨? En nuestras interacciones cotidianas nos resulta más fácil asumir distintos pesonajes (¨avatares¨) dentro de los diferentes grupos a los que pertenecemos, ya que los diferentes espacios de acción nos permiten mantenernos,de alguna manera, ¨compartimentados¨; no ocurre lo mismo en Facebook. Un mismo usuario reúne dentro de sus contactos familiaras, amigos, conocidos, colegas de trabajo y compañeros de facultad, mientras que fuera del espacio virtual de Facebook tenemos una  representación de personalidad particular para interactuar dentro de cada uno de los grupos determinados; estos límites se diluyen en Facebook obligando a los usuarios a “crearse un personaje nuevo”, capaz de interactuar con este hibrido, compuesto por  estos múltiples grupos en constante devenir.

Siguiendo con lo anterior, justamente, Facebook permite a los sujetos exponer y seleccionar sus imágenes como representación de lo que son, creen o quieren ser combinando múltiples y surtidas facetas, pareciera que el antiguo límite entre lo público y lo privado se diluye y se exhiben infinidad de imágenes que esperan la mirada del otro para significarse.

Tomando el capítulo cinco de “El Ser y la Nada”: “La mirada”, Sartre, siguiendo lo dicho anteriormente, focaliza en la importancia de la presencia del otro para constituirnos como seres, analiza cómo la mirada designa la presencia de la otra subjetividad ante la conciencia, la presencia del otro como sujeto es un dato de experiencia, el otro nos es presente de un modo manifiesto en la experiencia de la mirada, que es la experiencia fundamental en la comunicación. Explica que cuando sentimos que alguien nos mira, sentimos que estamos ante otra subjetividad, ante otra conciencia, no ante un mero objeto; de este modo podemos temer que se enfrente a nuestros proyectos, a nuestra libertad; sentimos que estamos delante de un ser con el que podemos contar, o al que nos hemos de oponer, delante de un ser que nos valora y pone en cuestión lo que somos, lo que queremos, nuestro ser porque para él, percibir  es mirar y entonces captar una mirada no es aprender un objeto-mirada en el mundo, sino tomar conciencia de ser mirado.

Entiende que nuestro conocimiento del otro es un dato que vivimos con  evidencia,  la presencia del otro es necesaria para nuestro propia autoconciencia, somos conscientes de nosotros mismos en la medida en que el otro nos toma en consideración: “soy ese yo que otro conoce” .La presencia del otro como sujeto, su mirada, tiene un valor tan importante que sólo  mediante ella se puede decir que somos concientes de nosotros mismos, sostiene como la mirada del otro hace ser allende un ser en este mundo. Para el uno la presencia de otra subjetividad trae consigo la cosificación del otro, su dejar de ser sujeto para pasar a ser un objeto, un instrumento del otro que me mira, y el otro como mirada no es sino eso, la trascendencia del sujeto.

En este sentido, Facebook se sostiene a base de un intercambio de miradas interdependientes, que construyen vínculos, relaciones, tipificaciones y clasificaciones compartidas, asimismo incluye una interacción social dinámica en primer lugar porque toda elección de la imagen cuenta explícita o implícitamente con los futuros espectadores, y por lo tanto, el usuario sólo tendrá una noticia de sí mismo en la medida en que el otro lo capte, lo acepte, lo mire, comente sus fotos, la imagen necesita ser reconocida por los demás, ya que sin su mirada y sin su cosificación, sin nadie que le otorgue un sentido, sería la misma nada.   Entonces la mirada de las imágenes publicadas nos hace concientes de nosotros mismos porque el otro nos objetiva, al captarnos a nosotros como sujetos, conlleva a la experiencia intersubjetiva.

Justamente, Sartre expone que bajo la mirada del otro, éste pasa a ser coautor de nuestra propia existencia individual. Es así como entiende que la angustia se manifiesta como mirada, como presencia de los otros que valoran e inevitablemente alienan: “…la mirada del otro como condición necesaria de mi objetividad, es destrucción de toda objetividad para mi. La mirada ajena me alcanza a través del mundo y no es solamente transformación de mi sino también metamorfosis total del mundo. Soy mirado en un mundo mirado…”

Por lo tanto, es a través de los otros, de su mirada, lo que nos hace consientes de nosotros mismo. Se trata entonces de nuestra formación a través de los demás. Así, se podría decir también, que la importante  presencia de la sociedad como constitutiva de todos y cada uno de nosotros, tiene que jugar un papel decisivo en cuanto a las imégenes que los usuarios suben al Facebook.

Castoriadis entiende que el imaginario social, refiere al conjunto de significaciones por las cuales un colectivo, como la sociedad misma, se instituye como tal. Es decir, que una sociedad es también un sistema de interpretación del mundo, de construcción, de creación, invención de su propio mundo. Estas significaciones son imaginarias porque están dadas por creación o invención, es decir, no corresponden a elementos estrictamente reales, y  son sociales porque sólo existen siendo objeto de participación de un ente colectivo o anónimo. Es aquí donde la imagen publicada en una red social cobra importancia, como campo de investigación, ya que la misma acatará al imaginario social de cada época, contexto político, económico, social, ideológico,  en que esté inmersa.  Se puede decir que los criterios por los cuales las imágenes estan allí, en ese momento y espacio, de la red social, obedecen a un imaginario social instituido, aquello que consolida los establecido.

Así, esos universos de significaciones (que varía de sociedad en sociedad) operan como organizadores  de sentido de los actos humanos, puntúan lo que estará permitido y lo que estará prohibido, incluso lo bello o feo, etc. Entonces, el usuario del Facebook  cuenta con estos parámetros implícitos, los cuales le permitirán articular la selección de lo que publica o no en dicha red social. Esto, sin duda, denota la influencia que el usuario recibe del medio y, a su vez, la modificación que este último acarrea en el usuario, generándose así una retroalimentación continúa. Tal es así, que las respresentaciones imaginarias instituidas no son estáticas, sino que varían a lo largo de las épocas, y sociedades, generando nuevas representaciones instituyentes, diferentes a las anteriores, tendientes a instituirse nuevamente. La forma de interpretar, crear y por ende, el hecho de subir imagenes, se verán transformadas por dichos instituyentes. Habría una génesis de sentido, es decir, la producción de nuevos sistemas de significación.

Se podría decir desde Goffman, que los usuarios de Facebook se encuentran constantemente actuando, como a lo largo de la vida cotidiana, refiriendose a toda actividad del sujeto que tiene lugar durante un período señalado por su presencia continúa ante un conjunto particular de observadores y posee cierta influencia sobre ellos.  La fachada funciona regularmente de un modo general y prefijado, a fin de definir la situación con respecto a aquellos que observan dicha actuación; así la fachada es la dotación expresiva empleada intencionalmente o inconscientemente por el individuo durante cada una de sus actuaciones.

Las imagenes, es decir, las fotos, estarían teñidas por esa dotación expresiva , que es sostenida para definir la situación a los demas usuarios de la red social. Ademas, las fachadas suelen ser representaciones sociales, es decir, que dificilmente un sujeto adopte una fachada “nueva” , sino que selecciona entre las ya existentes. Cabe destacarse que la actuación de una rutina ,a través de la fachada, responde también a exigencias de lo público,exigencias que se presentan durante la actuación de otras rutinas. Esto implica: socializar, moldear y modificar una actuación para adecuarla a la comprensión y expectativas de la sociedad en la cual se presenta. Es decir, el usuario hace una mostación de imagenes a los demás contactos de su vida cotidiana, pero bajo los parametros existentes en la sociedad. Las fotos que sube el sujeto poseen una relación interdependiente con las expectativas vigentes en un momento determinado, en una sociedad determinada. Pareciera aquí, coincidir en lo que se dijo anteriormente del imaginario social. Tanto la fachada, como ese universo de significaciones, condiciona al sujeto en cuanto a lo que publica en su cuenta de red social, publica lo que “se espera que publique” ,mejor dicho.

Luego de esta influencia entre el medio y el individuo, cabe preguntarse si éste último, sufre de alguna modificación palpable y si es así, ¿cómo son notorios los efectos? Pareciera que ,sin duda, el individuo no muestra sus fotos sólo por criterios independientes sino que está condiciona por el imaginario social instituido y a través de las diversas fachadas por las cuales puede optar. Nos preguntamos si esto ocurre fielmente y si la hay, dónde ubicamos la impronta personal del individuo mismo, en el momento de publicar fotografías .

Para intentar dar algun tipo de respuesta a estos interogantes hemos pensado en el concepto de mecanismo de proyeccion.  En psicología se habla de proyección para indicar los procesos por los cuales el sujeto percibe el medio ambiente y responde al mismo en función de sus propios intereses, aptitudes, hábitos, estados afectivos duraderos o momentáneos, esperanzas, deseos, etc. De este modo, el “mundo” es un laberinto que nuestros pasos psicológicos configuran día tras día. Proyectamos continuamente, y configuramos un mundo. El mundo interno tiende a teñir el externo, con su propia configuración. De modo más profundo, las estructuras o rasgos esenciales pueden aparecer en el comportamiento manifiesto. En el Facebook, cuando los usuarios publican o suben determinadas fotos ,se podría decir, que hay una clasificación de las mismas, según las características propias del mundo interno de cada sujeto y en base a ello, se proyecta; configurando así su mundo virtual. Es de resaltar, que la visión más sociológica no se contrapone directamente al concepto de proyección ; sino que pensamos, que el usuario de Facebook al publicar sus imagenes, recibe la influencia del imaginario social vigente, así como también de las fachadas existentes y de las cuales adoptará una de ellas para su actuación, y, al mismo tiempo, el mundo interno del sujeto tenderá a teñir al mundo externo, segun sus intereses. Aquí, es donde aparece la impronta de la subjetividad del usuario dentro de una red social.

Por ello, nos parece pertinente citar las palabras de la Lic. D. Fernandez Zalasar: “Cabe aquí mencionar que consideramos a la tecnología como herramienta simbólica, en el sentido vigotskyano, en tanto es mediadora en las relaciones de los sujetos y cuyas características permiten realizar transformaciones en los otros y en el mundo a través de los otros. Es en este sentido que lo social y lo individual quedan articulados e implicados necesariamente, la tecnología como una forma históricamente determinada por lo social y su correlato en el proceso de subjetivación e individuación en donde se internalizan dichas formas” .

Se trata, entonces, de una polémica antiquísima, de una pseudobatalla entre: individuo vs. sociedad. Desde nuestra postura, así como lo recalcamos en la introducción del escrito, no concordamos con ideologías reduccionistas cerradas y ya acabadas, sino que buscamos en los aportes teóricos que nos permitan construir una “caja de herramientas” y así, entender la relación actual entre el sujeto y la tecnología; más especificamente, el feedback a raíz de las publicaciones de imágenes, bajo improntas sociales instituidas y los efecto en la constante construcción entre ambos de subjetividad .

Por ello, desde algunos autores influyentes en la psicología  social, caracterizada por la  interdependencia, interacción e influencia, se puede pensar, con respecto a la red facebook, que se modifican conductas y creencias de una persona debido a la presencia de otros. Cabe destacar una perspectiva no individual, para enfrentar la problemática planteada. Tomando  a Tarde, este enfatizó el papel del individuo, sus motivaciones e invenciones sobre el desarrollo social; podríamos decir que en la retroalimentación de la que ya hemos hablado, la persona interioriza las normas que se transforman en lo más intimo del sujeto. Por lo tanto, la conciencia colectiva no tiene una existencia independiente de los individuos, somos el resultado de una combinación de multiplicidad de otros.

Desde la corriente psicológica de la psicología social,  tanto Cooley como Mead pensaron que las personas no son unidades motivadas por fuerzas externas o internas que escapan a su control o situadas dentro de alguna estructura más o menos establecida, sino como unidades reflexivas e interactivas que componen la entidad social. Un ejemplo de esto es como en las redes sociales, en este caso tomando facebook, existe interacción social: esta capacidad se configura y refina mediante este proceso, que en su forma más específica se denomina socialización. Y siguiendo nuestra hipótesis podríamos decir que esta capacidad se verifica en relación a la construcción de la subjetividad en la comunicación y la retroalimentación; ambas se desprenden de la exposición misma que implica la creación de la imagen en cada uno de los perfiles de sus usuarios.

De esta manera damos cuenta ,nuevamente, de la construcción existente partiendo del interaccionismo como base fundamental de la cuestión. Los individuos se muestran a los otros participantes en la red social y de ahí surge este proceso como tal; dándole forma a la comunicación pero que ,a la vez, ésta conforma al proceso de socialización. Para Mead, el self es la capacidad que tienen los sujetos de considerarse a sí mismos como objetos y presupone la comunicación entre los humanos. La condición del self, entonces es la de salir “fuera de sí” para poder evaluarse a sí mismos, para poder convertirse en objetos para sí. Siguiendo nuevamente nuestra hipótesis podemos poner en cuestión, ¿qué hace el sujeto en la comunicación que lo mantiene con su entorno, con su red social y con “el mostrarse”? ¿Que factores determinan la evaluación y de qué manera esta influye en el sí mismo?

La persona posee la característica de ser un objeto para sí, y esa característica la distingue de otros objetos y del cuerpo; representada por el término «sí mismo», que indica lo que puede ser al mismo tiempo sujeto y objeto. Lo que sucede en la red es que el individuo se experimenta a sí mismo como tal, sólo indirectamente, desde los puntos de vista particulares o ,desde el punto de vista generalizado de los otros miembros individuales de la red, a la cual pertenece. Aquí podemos ver, cómo es característico de esta interacción la importancia de los otros integrantes de la red, donde captan a su modo lo que el usuario quiere mostrar en la imagen de sí mismo que crea y de esta forma logra exponerse haciéndose permeable a recibir aceptaciones y otros comentarios no tan favorables sobre el personaje que ha creado. Volviendo al interrogante anteriormente planteado, la persona se convierte en objeto para sí solo cuando adopta las actitudes de los otros individuos hacia él dentro de un medio social o contexto en que tanto él como ellos están involucrados. La comunicación proporciona una forma de conducta en la que el individuo puede convertirse en un objeto para sí, creándose, mostrándose y exponiéndose .

Por otro lado el self tiene dos aspectos o fases, ambas interactúan dialecticamente en forma constante. En relación a nuestra postura los sujetos siguen ambos aspectos. El “yo” que es la respuesta inmediata de un individuo a otro, es un aspecto incalculable, imprevisible y creativo del self. No somos totalmente conscientes del yo, más que cuando se ha realizado en acto. La otra fase es el “mi” que puede sintetizarse como el conjunto organizado de actitudes de los demás que uno asume, es la adopción del otro generalizado, implica la responsabilidad consciente y conforma un individuo habitual y convencional. La manera de mostrarse, de realizar comentarios, o de introyectar estos puede ser distinta;  nos influyen dependiendo de que fase nos domine. El “mi” permite al individuo vivir cómodamente en el mundo social, mientras el “yo” hace posible el cambio en la sociedad.

La persona es esencialmente un proceso social que se lleva a cabo, con esas dos fases distinguibles y que determinan la manera de comunicarse y de mostrarse a través de la red.

Conclusión

A través del recorrido que acarreó este trabajo , llegamos a confirmar la hipótesis planteada en la introducción. Sostenemos que cada usuario de facebook, así como lo hace en sus múltiples grupos de pertenencia con los que interacciona, se contruye un personaje que le permite interactuar con este otro masivo, dicha interacción constante produce una retroalimentación la cual permite, retroactivamente, la contrucción de la identidad del sujeto. Llegar a esta conclusión,  requirio de varias idas , venidas ,preguntas e intercambio de opiniones en  relación a cómo se contruye dicho personaje; ¿es una contrucción completamente nueva? ¿Es una selección de los personajes previos que nos representan en la “vida cotidiana”? ¿Existe una vida cotidiana por fuera de facebook o simplemente cambia el escenario de accion? .

Discutíamos cómo, en este énfasis entre el  novedoso corte tajante en lo privado y  lo público, el sujeto se encuentra ante la mirada de todos en el sentido más amplio de la palabra, es decir, no es que selecciona , clasifica imágenes que lo identifican con un grupo de pertenencia o social determinado o establecido, sino que al exponer sus imágenes que involucra las muchas facetas que puede poseer una persona, el usuario se ve en la situación de compartir en la red esa “carta de presentación” con los diferentes actores sociales o grupos en los cuales pertenezca, homogeneizando , si se quiere, sus imágenes a todo ese rango de miradas diversas entre sí. Por lo tanto, poníamos en duda el pensar que una determinada clasificación o tipificación de las imágenes se asocien a un conjunto prefijado, ya que, por el contrario, prevalece en la red una multiplicidad de facetas heterogéneas que conviven pacíficamente entre sí en el espacio virtual y no por ello menos real. Las redes digitales, en este sentido, son sumamente rizomáticas, rompen con las lógicas de lo uno y de la representación unívoca, ya que permiten nuevas producciones de subjetividad, nuevas formas de corporalizar y de abrir espacios múltiples ente sí. La difusión abierta de la imagen permite pensar al otro como otro diferente en su diversidad  y trae consigo la importancia de la flexibilidad. La imagen se vuelve una nueva forma de corporalizar, de devenir cuerpo, lleva las improntas de cada sujeto, lo vinculan con una forma de pertenecer, de ser, de expresarse, de identificarse en diversos tiempos y espacios.. Conectarse con otros, expresarse, compartir, mostrarse es, también, imaginarse simbólicamente y construirse una forma de ser, habitar, de identificarse como sí.

A esta altura, podemos concluír que el personaje al cual nos referimos es  producto de un collage de los personajes que el sujeto ha generado en sus distintos contextos. Ahora, se puede decir que es solamente eso, o ¿ hay algo más allá? , consideramos que hay un plus brindado por la velocidad de las transformaciones del otro masivo y, en consecuencia, del sujeto. El flujo de información es tan veloz y constante que sus efectos sólo pueden ser provisorios.  Si bien el contexto de interacción dentro de la red social Facebook se despliega en un espacio virtual, ello no lo hace menos real que los diferentes contextos sociales de la “vida cotidiana”;  dicha categoria de “real” implica efectos, entre los cuales hallamos la modificacion de la identidad subjetiva.

ANEXO

La encuesta fue enviada a contactos del facebook de los integrantes del grupo  y se obtuvieron 71 encuestas completas. En la tabla y gráficos siguientes se analiza cuantitativamente los resultados.

En las tablas de cada pregunta hay dos columnas, la primera nos dice cuantas personas contestaron cada opción,  sin importar si esa persona respondió con una opción o marcando varias.

En la segunda columna tratamos de sacar una tendencia, y para ello, le dimos un valor a cada pregunta de 1 punto, y si la persona contestaba con más de una opción, entonces el valor 1 se dividía entre la cantidad de opciones marcadas. Con esto se intenta dar importancia a las opciones múltiples marcadas, pues en la primera columna éstos valores se pierden.

Datos Cuantitativos ( ver archivo adjunto- tablas y gráficos)

A continuación se halla la encuesta utilizada para la recolección de datos cuantitativos que sustentan nuestra investigación.

Encuesta:

1- ¿Que tipos de fotos publicás en tu perfil?   (se pueden elegir varias opciones o la que consideres que prima en tus albums)

a- De momentos divertidos (vacaciones, fiestas, etc)

b- De tus actividades diarias

c- De viejos recuerdos

d- Imagenes de cosas, paisajes o mascotas,  donde vos no estás

e- de tu familia

f- de tu pareja y con tu pareja.

e- Ninguna, no publico fotos.

2- Antes de publicar tus fotos…

a- Haces una selección de las que mas te favorecen

b- Publicás todas las fotos que tomaste

c- Consultás a quienes te acompañan en la foto si las podés publicar

d- Nunca publiqué fotos

e- escribe en pocas palabras que criterios utilizas para seleccionar las fotos: _____________________________________________

3- ¿Porque motivo publicás las fotos?

a- Para que tus contactos sepan que es de tu vida

b- Para que se las copie un amigo que no las tiene

c- Para que tus contactos te conozcan mejor

d- Para establecer contactos

e- Por ninguna razón en especial

4- ¿Que hacés si te etiquetan en una foto?

a- No te preocupa que te etiqueten

b- Dependiendo de la foto sostenes la etiqueta o no

c- No prestás atención a eso

d- Eliminás al instante la etiqueta

5- ¿Porque quitarías una etiqueta tuya de una foto?

a- porque la foto no te favorece estéticamente

b- porque no te interesa que los demas sepan lo que haces

c- porque la foto pertenece a tu privacidad y te compromete

d- nunca me desetiqueté de una foto.

6- ¿Quién esperás que vea tus fotos?

a- Solo tus contactos y personas que te conocen

b- Tus contactos y los contactos de tus amigos, etc

c- Siempre van dirigidas a una/s persona/s en especial

d- Nadie, las publico para tenerlas yo

7- ¿ Que pensás cuando te das cuenta que  gente desconocida puede acceder a tus fotos?

a- me molesta la idea de que extraños vean mis fotos, hago lo posible para que eso no suceda (utilizo la configuración de privacidad)

b- no me molesta, entiendo que facebook es una red publica.

c-mejor! así la gente me conoce.

8- ¿Que pensás de las “autofotos”?

a- Es una manera de presentarse a los contactos

b- Son solo para recibir comentarios de uno mismo

c- No tienen mucho sentido

d- son divertidas

9- En el momento de aceptar un nuevo contacto, al que aparentemente no conoces de nombre:

a- lo primero que miras es la foto, si te gusta (aunque no lo conoces) lo aceptas.

b- lo primero que miras es la foto, por si lo reconoces.  Si no lo conoces no lo aceptas.

c- si no tiene foto nunca acepto.

d-ni se te ocurre ver la foto, aceptas a todos!

10- Las fotos que subo o suben de mi a Facebook:

a- me representan tal cual soy.

b- representan lo que me gustaria llegar a ser.

c-  todas las anteriores.

d- ninguna de las anteriores

notes

1 Gonzalez, Catalina, ¨Identidad, alteridad y comunicación ¨, en Signo y pensamiento, nº30 (XVI), Universidad Javeriana.

Integrantes:

* Ciaffone, Susana

* Dominguez, Sebastián

* Gordín, Melina

* Iannuzzi, Maria Florencia

* Rouco, Emilce

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Construcción de Identidad, Facebook

2 Respuestas a “LA IMAGEN EN FACEBOOK

  1. Pingback: Mirándonos en el espejo de Facebook- Moebius

  2. Les invito a leer mi tesis de maestría acerca de la presentación de mexicanos americanos en Facebook. Lo pueden acceder a través del siguiente link: http://www.wix.com/renowave/el-laberinto-teatral-de-espejos-digitales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s