“Los criterios de aceptación y rechazo para agregar o no contactos en el Facebook no varía de los criterios empleados para aceptar nuevos vínculos en la interacción cara a cara

Hipótesis:

“Los criterios de aceptación y rechazo para agregar o no contactos en el Facebook no varía de los criterios empleados para aceptar nuevos vínculos en la interacción cara a cara, lo que daría cuenta que las comunidades virtuales son una extensión de las comunidades sociales físicas, de tal manera que no existe una ética virtual independiente y distinta de la que opera en nuestra sociedad”.

Introducción:

En el presente trabajo se va a abordar los criterios de aceptación y rechazo de nuevos contactos en el Facebook, lo cual lleva a plantear cuáles son las pautas de interacción social en Internet y qué dimensiones éticas subyacen a dichos patrones de sociabilidad.

En base a ello se despliegan los siguientes interrogantes:

-¿Cuáles son los criterios principales de rechazo/aceptación de contactos en el Facebook? Dichos criterios, ¿Varían entre nativos e inmigrantes digitales?

-¿Cuáles son las grandes diferencias en la sociabilidad entre las comunidades virtuales y la interacción personal cara a cara?

– ¿Se puede hablar de una ética virtual?

Al comenzar el  trabajo planteamos una hipótesis inicial: “Los criterios para aceptar/ rechazar a contactos en el Facebook es radicalmente distinta que los criterios de aceptación y rechazo para establecer vínculos en las interacciones cara a cara”. Sin embargo fuimos sorprendidos por el resultado de las encuestas ya que éstas no se correspondían con la hipótesis preliminar. Por otra parte, a medida que fuimos adentrándonos con la lectura de diversos autores nos dimos cuenta que la afirmación inicial era un tanto simplista, en primer lugar no podíamos pensar a la sociedad virtual como algo separado de la sociedad no virtual, existe una única sociedad que emplea diferentes medios para expresarse, uno de ellos es Internet. De tal manera que la sociabilidad que se despliega en las comunidades virtuales como el Facebook no puede ser analizada de manera aislada, puesto que toda modalidad de interacción social, propia de cada momento hisórico,  independientemente de lo medios utilizados, forma un todo integral.

Así mismo al iniciar el trabajo dimos por sentado que el papel de la imagen iba a ser determinante a la hora de agregar a nuevos contactos, y sustentamos esta hipótesis valiendonos de autores como Lewkowicz, quien afirma lo siguiente:

“El rasgo distintivo del  sujeto engendrado por las prácticas propias de los estados nacionales (el ciudadano) fue la conciencia. Un hombre era hombre en la medida en que estuviera en plena posesión de sus facultades concientes: los locos estaban excluidos, los niños postergados. La pertenencia a la humanidad estaba supeditada al reconocimiento de que un individuo poseyera tal rasgo. El rasgo que caracteriza a quien ha sido producido como sujeto de consumo es la imagen, ser hombre hoy es ser reconocido como imagen por otro que a su vez lo es. Las prácticas de consumo producen una especie particular de lazo social. El consumo no es un acto solitario: requiere de un espectador o testigo. El acto de consumir tales o cuales objetos del mercado es de por sí un signo puesto para el reconocimiento del otro. El que reconoce tiene la virtud de otorgar el ser según la propiedad siempre amenazada del sujeto de la imagen. Quien poseía una conciencia difícilmente la perdiera: al menos la locura no consituía su amenaza cotidiana. En cambio la imagen está universalmente amenazada, porque no es una propiedad que se pueda adquirir definitivamente, sino que hay que hacerlo todos los días. La lógica de la moda hace caer los signos válidos por un día. Lo que ayer era un signo, hoy puede ya no serlo sin aviso previo. Y si ser es ser reconocido como imagen, no ser reconocido priva del ser, al menos por el tiempo que demora la obtención del objeto cuyo consumo hoy hace signo”

Si bien es indiscutible que actualmente se observa una exposición masiva de la imagen en estas redes sociales, no es un criterio determinante a la hora de agregar nuevos contactos, es decir de ampliar la red social,  sino que dichos criterios están centrados fundamentalmente en la afinidad de intereses personales y la continuación de relaciones previas off line, según los resultados de las encuestas realizadas.

Comenzaremos definiendo los constructos con los cuales abordaremos nuestra hipótesis.

Tomaremos del  libro  “El estilo y el acto” de Ariel las definiciones de ética y moral. El autor entiende por moral lo perteneciente a la conducta social del sujeto entre otros sujetos. Constituye los deberes del sujeto frente al estado, frente a la ley, la moral es temática, es moral de una época. Permite algún ordenamiento de la existencia de ese sujeto en lo social,  en cambio la ética es la posición de un sujeto frente a su soledad, es atemporal, atemática y existencial, la ética no se contrapone a la moral. La ética desorganiza la moral y no prentende suplantarla.

En esta perspectiva se pretende desdeñar cuales son los códigos morales de las comunidades virtuales, en base al estudio de encuestas realizadas a usuarios del Facebook.

Una red social es una estructura social que se puede representar analíticamente en forma de uno o varios grafos en los cuales los nodos representan individuos (a veces denominados actores) y las aristas relaciones entre ellos.

La red social en Internet es una aplicación web que permiten a las personas conectar con sus amigos e incluso realizar nuevas amistades. Además, permiten a los usuarios compartir contenido, interactuar y crear comunidades sobre intereses similares.

Facebook constituye uno de las redes sociales más importantes de Internet.

Facebook es un sitio web gratuito de redes sociales creado por Mark  Zuckerberg. Originalmente era un sitio para estudiantes de la Universidad de Harvard, pero actualmente está abierto a cualquier persona que tenga una cuenta de correo electrónico. Los usuarios pueden participar en una o más redes sociales, en relación con su situación académica, su lugar de trabajo o región geográfica.

Para Castells Internet es un instrumento que desarrolla pero no cambia los comportamientos, sino que los comportamientos se apropian de Internet y, por tanto, se amplifican y se potencian a partir de lo que son.

Según el autor Internet es la sociedad ya que expresa los procesos sociales, los intereses sociales, los valores sociales, las instituciones sociales.  La especificidad de Internet se encuentra en que éste constituye la base material y tecnológica de la sociedad red, es la infraestructura tecnológica y el medio organizativo que permite el desarrollo de una serie de nuevas formas de relación social que no tienen su origen en Internet, que son fruto de una serie de cambios históricos pero que no podrían desarrollarse sin Internet

Por lo tanto el estudio de la sociabilidad en relación a Internet debe situarse en el contexto de la transformación de los modelos de sociabilidad en nuestra sociedad.

Lo que está ocurriendo es que la sociabilidad se está transformando mediante lo que algunos llaman la privatización de la sociabilidad, que es la sociabilidad entre personas que construyen lazos electivos, que no son los que trabajan o viven en un mismo lugar, que coinciden físicamente. Esta formación de redes personales es lo que Internet permite desarrollar. Esto se observa claramente en las encuestas realizadas, donde el criterio principal para adherirse a grupos no es la cercanía física, ni la acumulación de contactos sino la búsqueda de intereses compartidos

Las comunidades virtuales son comunidades personales, comunidades de personas basadas en los intereses individuales y en las afinidades y valores de las personas.  Internet permite esa conexión saltando por encima de los límites físicos de lo cotidiano, tanto en el lugar de residencia como en el lugar de trabajo y genera, por tanto, redes de afinidades.

Por otra parte, Castells destaca  que cuando Wellman intentó medir qué influencia tenía Internet sobre las otras sociabilidades, encontró algo que contradice los mitos sobre Internet. Es lo que él llama “cuanto más, más”, es decir, cuánto más red social física se tiene, más se utiliza Internet; cuanto más se utiliza Internet, más se refuerza la red física que se tiene. Es decir, hay personas y grupos de fuerte sociabilidad en los que es correlativa la sociabilidad real y la virtual, en las encuestas se observa que el criterio principal para agregar a una persona es que ésta sea un amigo previo o en todo caso el amigo de un amigo.

Más que ver la emergencia de una nueva sociedad, totalmente on line, lo que vemos es la apropiación de Internet por redes sociales, por formas de organización del trabajo, por tareas, al mismo tiempo que muchos lazos débiles, que serían demasiado complicados de mantener off line, se pueden establecer on line.

Los juegos de rol y la construcción de la identidad como base de la interacción on line constituyen una porción muy reducida de la sociabilidad basada en Internet, y es un tipo de actividad que tiende a concentrarse especialmente en círculos adolescentes. En efecto, los adolescentes son personas que se encuentran en un proceso de descubrimiento de la identidad y experimentación con la misma, o de averiguar quiénes son realmente o quién les gustaría ser.

Internet es una extensión de la vida tal como es, en todas sus dimensiones y modalidades. Es más, incluso en los juegos de rol y en los chat rooms informales, las vidas reales (incluidas las vidas reales on line) son las que determinan, definen, el modelo de interacción on line.

Sherry Turkle, pionera en los estudios sobre construcción de la identidad en Internet, concluye su clásico estudio indicando que “la noción de lo real se rebela. La gente que vive vidas paralelas en la pantalla está en cualquier caso limitada por los deseos, el sufrimiento y la mortalidad de sus seres físicos”

“… el 97% de los casos el nombre de usuarios coincide con su nombre real, el 94% tiene un foto de sí en su perfil (y no un avatar no referencial), el 94% incluyen su sexo en el perfil y el 90% pone su fecha de nacimiento (http://www.lapropaladora.com/2009/06/10/facebook-reune-nativos-e-inmigrantes-digitales-logra-el-lifestream-y-otras-cosas/)

Nancy Bayrn, en su estudio afirma que «la realidad parece indicar que muchos, probablemente la mayoría de los usuarios sociales de la comunicación mediante ordenador, crean sus propias identidades on line coherentes con sus identidades off line».

Sin embargo, la sociabilidad basada en el lugar era sin duda una fuente importante de apoyo mutuo e interacción social, en las sociedades agrícolas y en las primeras etapas de la sociedad industrial. Con la consideración adicional de que esta sociabilidad estaba basada, no sólo en los barrios, sino también en los lugares de trabajo. Esta forma de comunidad territorialmente definida no ha desaparecido del mundo en general pero no cabe duda que ahora juega un papel menor en la reestructuración de las relaciones sociales para la mayor parte de la población de las sociedades desarrolladas, como los estudios de Fische.

Así pues, la gente no construye su significado en las sociedades locales, no porque carezca de raíces territoriales sino porque selecciona sus relaciones sobre la base de sus afinidades. Es más, las formas de asentamiento espacial no suelen tener un efecto realmente significativo sobre la sociabilidad.

Marco teórico:

Nuestro abordaje teórico no se va a centrar en ninguna corriente de pensamiento en particular ya que sostenemos que el conocimiento se construye a partir de la integración de distintos bagajes teóricos, puesto que ello aporta una mirada más holística sobre los temas que trabajeremos, de esta manera tomamos autores como Ignacio Lewkowicz, del cual extraemos algunas conceptualizaciones sobre la subjetividad contemporánea, por otra parte, tomamos lo desarrollado por Castells acerca de la sociabilidad en internet, algunos estudios realizados por  Sherry Turkle en relacion a la construccion de la indentidad en internet. La diferenciación entre nativos e imigrantes digitales de Prensky, las definiciones de ética y moral de Alejandro Ariel.

Desarrollo:

Sherry Turkle destaca que en las comunidades virtuales es posible liberarse del anclaje corporal y experimentar facetas de la identidad que los mundos físicos no dejan experimentar.  Resalta que en este caso deberíamos hablar,  más que de “identidades virtuales”, de “representaciones virtuales de la identidad” , ya que no se trata de vivir exclusivamente “dentro de la pantalla”, sino más bien, “en la pantalla”. En este sentido, no se puede contraponer realidad a virtualidad, pues las experiencias en los mundos virtuales no se han disgregado aún, ni deben hacerlo, de la experiencia cotidiana, sino que se insertan en la dinámica de la realidad conocida.
Las comunidades virtuales tendrían un peso específico en el discurso social e identitario, pues supondrían un nuevo “espacio” para las relaciones interpersonales.
Howard Rheingold define las comunidades virtuales como agregaciones sociales que emergen de la Red cuando suficiente gente dirige discusiones públicas un tiempo lo suficientemente prolongado, con suficiente sentimiento humano, hacia la forma de webs de relaciones personales en el ciberespacio. En la misma definición del autor, está implícito el hecho de que sí es posible la convivencia en el ciberespacio y, por tanto, también lo es el desarrollo de la identidad en el seno del mismo.

Salazar Vilchez afirma que las comunidades virtuales serían espacios simbólicos de encuentro y convivencia. Javier Alberto Salazar señala, desde un punto de vista psicológico, que “el espacio es el ámbito del encuentro, lleva implícito una suerte de extensión cartesiana, el lugar es la posición particular que ocupa el usuario en el espacio y que determina su percepción del mismo. Las “dimensiones” de este lugar dependerán de lo que la psique del usuario proyecte como social y personalmente significativo para sí. En este sentido, ontológicamente el ciberespacio como lugar no es muy diferente de otros “lugares” como Jerusalem, El Purgatorio, El Cielo o el Infierno.

Alejandro Piscitelli, asevera que las comunidades comienzan a ser virtuales desde la invención de la imprenta y la extensión del libro, ya que a partir de este momento las personas comienzan a experimentar interacciones sin necesidad de compartir el mismo espacio físico, ni el mismo tiempo. Pero no será  hasta el pasado siglo cuando surjan comunidades electrónicas, que impliquen nuevos mundos virtuales no sólo porque permiten mayor grado de interactividad entre personas separadas físicamente, sino porque esa interactividad es más instantánea y sus resultados son directamente observables.

Retomando a Castells, éste sostiene que internet interactúa con el conjunto de la sociedad, es un medio de comunicación, de interacción y de organización social, constituye el medio de comunicación y de relacion  más esencial sobre el que se basa una nueva forma de sociedad, que es lo que llama la sociedad red. De tal manera que los codigos morales que se observan en comunidades socieles como el Facebook, no constituye un fenómeno aislado sino que expresan la sociedad red. Por otra parte, señala que “La Era de la Información” es nuestra era:

“Es un periodo histórico caracterizado por una revolución tecnológica centrada en las digitales de información y comunicación, concomitante, pero no causante, con la emergencia de una estructura social en red, en todos los ámbitos de la actividad humana, y con la interdependencia global de dicha actividad. Es un proceso de transformación multidimensional que es a la vez incluyente y excluyente en función de los valores e intereses dominantes en cada proceso, en cada país y en cada organización social. Como todo proceso de transformación histórica, la era de la información no determina un curso único de la historia humana. Sus consecuencias, sus características dependen del poder de quienes se benefician en cada una de las múltiples opciones que se presentan a la voluntad humana. Pero la ideología tecnocrática futurológica trata de presentar la revolución la ley del mercado se refuerzan la una a la otra. En ambos casos, desaparece la sociedad como proceso autónomo de decisión en función de los intereses y valores de sus miembros, sometidos a las fuerzas externas del mercado y la tecnología”

http://cibernidadmx.blogspot.com/2007/10/manuel-castells-la-era-de-la-iormacin.html

Para Castells, la estructura social se crea a través de tres tipos de relaciones:

  • Relaciones de producción, muy ligadas a la interacción del hombre con la naturaleza y cómo aquel transforma a esta para la creación de bienes y servicios que satisfagan sus necesidades,
  • Relaciones de experiencia, núcleo fundamental de las relaciones humanas y que se han estructuradohistóricamente alrededor del sexo y la familia,
  • Relaciones de poder, entendido este como la habilidad de ejercer la violencia para garantizar el cumplimiento de las reglas sociales dominantes.

En la Sociedad Red la realidad está construida por redes de información que procesan, almacenan y transmiten información sin restricciones de distancia, tiempo ni volumen. Esta nueva forma de entender el funcionamiento de la sociedad se basa en el fenómeno de la globalización, el cual se ha ido desarrollandointernet. gracias a la

La forma como se establecen, mantienen, modifican o destruyen estas relaciones cambia ante el nuevo paradigma social en el que se entra a mediados del siglo XX. La nueva sociedad, la sociedad red, nace de una revolución tecnológica basada en la información y el conocimiento y genera una nueva economía cuyas tres características fundamentales son:

  • La nueva economía es informacional, de forma que la generación y transformación de la información son determinantes en la productividad del sistema,
  • La nueva economía es global, es decir, opera a nivel planetario,
  • La nueva economía está en red, dando lugar a la empresa-red, organización económica de nuevo cuño con alta flexibilidad y operatividad, de configuración variable y que funciona como una red: plana en jerarquías y donde lo importante es la interconexión de los distintos nodos.

Estas características de la nueva economía cambian radicamente la forma en que se dan las relaciones de producción, experiencia y poder, redefiniendo el mercado de trabajo y el empleo, la cultura, la política, el Estado, el consumo, etc.

Conclusión:

Al iniciar el presente trabajo nos planteamos establecer las diferencias entre la interacción cara a cara y la sociabilidad en red, para ello tomamos como punto central los criterios de rechazo y aceptación de usuarios en el Facebook, con ello se pretendía visibilizar las características de los códigos morales en la red, incluso llegamos a preguntarnos si existía una ética virtual.  Al avanzar con el trabajo nos dimos cuenta que los interrogantes planteados eran incorrectos, no se puede disociar la sociedad “en” la red y la sociedad “fuera” de la red, por el mismo motivo que en la introduccion intentamos nomenclar dos tipos de sociedades cuando en definitiva es una sola.
Nuestra primera hipotesis se basa en el supuesto de que esta emergiendo una nueva sociedad, y es incorrecto dado que la sociedad se va tranformando constantemente y actualmente ya estamos en una sociedad, la sociedad red, en donde Internet constituye uno de sus medios (no menos importante) de expresion, entonces lo que deberia estructurarse, o psicologicamente hablando, internalizarse: es como reacomodar o reactualizar la mentalidad de la sociedad, dado que esta sociedad no esta viviendo una simple etapa sino que ha llegado para quedarse, la cual posee sus codigos morales, en que difiere naturalmente de realidades sociales anteriores.

De todas formas cabe destacar que esta nueva sociedad red es el  fruto de una serie de cambios históricos pero que no podrían desarrollarse sin Internet

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Facebook

Una respuesta a ““Los criterios de aceptación y rechazo para agregar o no contactos en el Facebook no varía de los criterios empleados para aceptar nuevos vínculos en la interacción cara a cara

  1. Pingback: Mirándonos en el espejo de Facebook- Moebius

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s